Cinesiterapia en el tratamiento del linfedema

Cinesiterapia en el tratamiento del linfedema

0 792

La cinesiterapia es la última técnica de tratamiento dentro de la Terapia Descongestiva Combinada.

La cinesiterapia es la ciencia del tratamiento de enfermedades y lesiones mediante el movimiento; está englobada dentro del área de conocimiento de la fisioterapia, por lo que ha de ser llevada a cabo y vigilada por un fisioterapeuta.

Los objetivos perseguidos, en general, por la cinesiterapia son:

  • Mantener una capacidad funcional normal.
  • Perfeccionar la respuesta muscular.
  • Estimular la propiocepción del movimiento.
  • Recuperar rangos de movimientos.
  • Evitar la rigidez articular.

En el caso del tratamiento del linfedema, podemos dividir la cinesiterapia en: asistida por el fisioterapeuta, y libre pero controlada por el fisioterapeuta.

Pondremos a continuación ejemplos de ejercicios de cinesiterapia para el tratamiento de un linfedema secundario a cáncer de mama.

 

CINESITERAPIA ASISTIDA POR EL FISIOTERAPEUTA.

Dentro de estos ejercicios con hacer uso de:

  • Movilizaciones activo-asistidas: con la paciente tumbada boca arriba, el fisioterapeuta realiza los movimientos del miembro afectado en todos los arcos que le permita la articulación del hombro con el objetivo de facilitar la movilidad articular y muscular y respetando siempre el umbral de dolor. También, con la paciente tumbada boca arriba, se llevan a cabo movimientos simétricos de ambos brazos, realizando libremente los del brazo sano y asistidos los del brazo con linfedema.
  • Ejercicios de facilitación neuromuscular o técnica de Kabat: el fisioterapeuta pide a la paciente que movilice el brazo operado acompañando el movimiento que le está induciendo y venciendo una leve resistencia. El movimiento debe comenzar con el brazo en aducción (abajo y pegado al cuerpo), flexión de codo y pronación de antebrazo (antebrazo rotado con el pulgar hacia dentro); moverlo hasta llegar a la posición contraria: abducción (brazo arriba y separado del cuerpo), extensión de codo y supinación del antebrazo (antebrazo rotado con el pulgar hacia fuera). A continuación se realizará el ejercicio en sentido contrario, es decir, partiendo de la posición final y llegando a la inicial. Esta técnica va encaminada a trabajar todos los músculos del brazo: flexoextensores, aductores, abductores, pectoral mayor, deltoides y escapulares, buscando la estimulación de la tonicidad y movilidad de cada uno de ellos.
  • Ejercicios contrarresistencia: Con la paciente tumbada boca arriba, el fisioterapeuta le pide que vaya realizando los diferentes movimientos que le permita la articulación del hombro, oponiendo el profesional una pequeña resistencia ante la ejecución de cada uno de ellos. Este tipo de ejercicios se realizarán una vez que ya se haya logrado la movilidad completa de la articulación en todos los sentidos y direcciones con el objetivo de ir aumentando la fuerza muscular. El fisioterapeuta deberá ir adecuando la resistencia para no producir dolor ni movimientos compensatorios.

 

 

CINESITERAPIA LIBRE O ACTIVA.

Son los ejercicios que la paciente realizará por su cuenta tras la prescripción y vigilancia del fisioterapeuta.

Dentro del área de rehabilitación se usan los medios con los que se cuenta en estos espacios para la realización de esta parte de la terapia:

  • Poleoterapia: sentada de espaldas al aparato, tomando con una mana cada agarrador se realizan ejercicios de subir y bajar alternativamente las manos y de aproximar y separar del cuerpo alternativamente también las manos.
  • Rueda: de pie, colocada lateralmente a la rueda, la paciente toma la manivela y realiza movimientos circulares hacia adelante primero y hacia atrás después.
  • Escalera de dedos: colocada de frente, debe ir subiendo los dos primeros dedos a lo largo de los escalones de la estructura y, al llegar al límite del movimiento, debe ir bajándolos de la misma manera. Realizar este mismo ejercicio, pero colocándose lateralmente a la escalera.
  • Con picas o palos: de pie, cogiendo el palo con ambas manos, la paciente debe ejecutar movimientos levantado el palo por delante de la cara, hacia un lado, hacia al otro y hacia arriba por detrás del cuerpo. Si de pie resulta demasiado complicado, también puede hacerlo en una camilla, tumbada boca arriba los tres primeros y boca abajo el último.
  • Espalderas: de frente a las espalderas, debe ir subiendo los brazos alternativamente y, al llegar al máximo de movimiento, bajarlos de la misma manera. También se puede ejecutar este ejercicio de espaldas a la estructura.

Una vez concluido el tiempo del tratamiento de rehabilitación, se pueden continuar realizando ejercicios de cinesiterapia en el domicilio, siguiendo una tabla de ejercicios de prevención del linfedema como la ya citada en el artículo Grados del linfedema y prevención, publicado en esta misma página web. Por ejemplo:

 

EJERCICIOS RESPIRATORIOS.

            Como ya se ha comentado en anteriores ocasiones, también se recomienda la realización de ejercicios respiratorios, antes y después de la terapia, del tipo:

  • Tumbado boca arriba, subir los brazos con los codos estirados hacia la cabeza a la vez que se inspira. Bajar los brazos hasta la camilla a la vez que se espira.
  • Tumbada boca arriba, abrir los brazos lateralmente a la vez que se inspira. Cerrar los brazos hasta tocar el tronco a la vez que se espira.
  • Tumbada boca arriba, manos juntas a la altura del pecho con los codos estirados, abrir los brazos en cruz a la vez que se inspira. Volver a la posición inicial mientras se espira.
  • Realizar los tres ejercicios anteriores, sentada en una silla.

 

Dirección de contacto:

AMAYA DÍAZ MOLINERA

Fisioterapeuta y Psicóloga

amayadiazm@yahoo.es

NO HAY COMENTARIOS

Deja un comentario