Enfermedades oncológicas. Zara Casañ, Psicóloga. @Psicozara

Enfermedades oncológicas. Zara Casañ, Psicóloga. @Psicozara

Las enfermedades oncológicas son uno de los principales problemas de salud más frecuentes que existen en la actualidad. Según la OMS, el cáncer es una de las tres enfermedades que coexisten en nuestra sociedad después de las enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas con mayor prevalencia de mortalidad, siendo la segunda causa de muerte entre la población.

El cáncer afectará a uno de cada tres hombres y a una de cada cuatro mujeres a lo largo de la vida. En lo que a la Comunitat Valenciana se refiere, se diagnostican cada año unos 20100 casos de cáncer. (Datos de la Agencia Valenciana de Salud).

El cáncer no es una enfermedad unitaria, sino que bajo la denominación de cáncer se agrupan aproximadamente unas 200 enfermedades diferentes. Cada uno de ellos posee características particulares, que en algunos casos son completamente diferentes  al resto de los otros cánceres, pudiendo considerarse enfermedades independientes, con causas, evolución y tratamiento específico. (aecc).

El denominador común de la enfermedad: una división y un crecimiento descontrolado de las células que tienen la capacidad de dividirse dentro de los órganos donde se han originado y cuando el tumor se vuelve maligno, pueden viajar por el torrente sanguíneo y el líquido linfático a otros órganos y crecer, lo cual se denomina metástasis.

Todos los tipos de cáncer son alteraciones biológicas y en el material genético de las células que hacen que paulatinamente vayan perdiendo su función y se se tornen malignas.

Estas alteraciones pueden ser provocadas por agentes externos que al interactuar con nosotros resultan perjudiciales, como las radiaciones, agentes infecciosos, productos químicos, etc. Pero también se pueden producir como a causa de errores durante la replicación del material genético que no son corregidos.

No obstante existen factores de riesgo, que son cualquier elemento que hace aumentar las probabilidades en que una persona padezca la enfermedad, como el tabaco, el alcohol, el ejercicio físico o la dieta, que pueden ser controlables, o la edad, las hormonas y los aspectos hereditarios que son más difíciles y muchas veces imposibles de controlar.

Pronóstico y tratamiento

Al no es una enfermedad unitaria sino que varía muchísimo según el lugar donde se desarrolle el tumor, así como en el estadio en el que se diagnostique (y dónde esté localizado, por dónde esté extendido, si presenta metástasis, …) y por supuesto dependiendo de la edad de la persona, su trayectoria de vida, hábitos, etc.

Cuanto más pequeño y localizado esté el cáncer, más probabilidades de supervivencia existirán para la persona enferma.

En el actual siglo XXI, y gracias a los avances científico-médicos, más de la mitad de los cánceres se pueden llegar a curar.

En las últimas décadas y gracias a los avances científico-médicos y bio-tecnológicos, más de la mitad de las personas pueden salvarse de esta enfermedad.

Los tratamientos dependerán en todo caso del tipo de cáncer, su localización, la extensión de la enfermedad en el momento en que el ha sido diagnosticada, y por supuesto de las características individuales del enfermo en un momento determinado.

Terapias, como el reiki, meditación, yoga, biomagnetismo, terapia floral, etc. cada vez más en boca y con una mayor aceptación por parte de la población general, conviven con los tratamientos médicos (quimioterapia, radioterapia, terapia hormonal, etc).

Incluso cuando un tratamiento no puede curar puede prolongar la vida y mejorar su calidad. Es lo que los profesionales de la oncología llaman “tratamientos paliativos” o tratamientos con intención paliativa porque, a veces, puede ser incluso curativo.

Repercusiones de la enfermedad

Como toda situación inesperada y difícil en la vida de cualquier persona o familia, el diagnóstico de cáncer es un momento en el que se experimentan toda clase de emociones negativas: muchas veces al principio negación, miedo, angustia, depresión, tristeza, rabia, desesperanza, incredulidad, estrés negativo (distrés), … sensaciones y emociones que aumentarán y disminuirán a lo largo del proceso de la enfermedad, aún cuando exista un alta médica del paciente oncológico.

Tendremos

Negación… Es un mecanismo de defensa que surge como consecuencia del miedo. Se manifiesta como un deseo de no querer saber nada a cerca de la enfermedad siendo incapaces incluso de hablar de ella. No solo se puede observar en el paciente, en ocasiones, también ocurre que la familia o amigos tratan de quitarle importancia a los síntomas y emociones que presenta en el enfermo.

Miedo… Ante el diagnóstico el sujeto percibe que su vida cotidiana se interrumpe. Es en estos momentos dónde con mucha frecuencia aparece el miedo. Miedo a la propia enfermedad, a la nueva situación familiar, a la incertidumbre de un futuro, al fin y al cabo miedo a lo desconocido y a la muerte.

Rabia… Es muy común que tras hacer frente al diagnóstico venga de la mano la sensación de mundo injusto ¿Porqué yo?. Esta emoción la solemos volcar sobre las personas más cercanas, nuestros familiares, amigos o incluso el personal sanitario.

Sentimientos de culpabilidad… Otra de las preguntas que mas frecuentemente se hacen los pacientes es: ¿Qué he hecho yo para merecer esto?. La persona analiza y crea sus propias creencias a cerca de qué es lo que originó su enfermedad (desde pensar que han sido ellos mismos los causantes, hasta creer que se trata de un castigo por algo que hicieron)

Ansiedad… Se trata de una reacción normal que experimenta el paciente a lo largo de todo el proceso. La ansiedad y el nerviosismo ayudan a aumentar la sensación de dolor, causar vómitos y nauseas, alterar el ritmo del sueño e interferir significativamente en la calidad de vida del paciente.

Depresión, tristeza… Es importante conocer la diferencia entre los episodios depresivos y la tristeza que surge ante al diagnóstico y a durante los distintos momentos del proceso.

Esta tristeza emerge como consecuencia a los múltiples cambios a los que el sujeto debe de hacer frente durante la enfermedad, al no sentirse con la salud que antes disfrutaba, así como convivir con la incertidumbre de un futuro próximo. Según lo dicho, el hecho de que un paciente se encuentre triste no necesariamente significa que sufra una depresión mayor.

Es necesario un periodo de tiempo para que la persona y la familia “encajen” esta nueva situación, aunque cada ser humano lo abordará de diferente manera y necesitará más o menos tiempo para manejarlo. Es lo que desde la psicooncología se denomina “fragilización psicológica”, sobre todo cuando la enfermedad afecta a zonas corporales donde por nuestra cultura, nos sentimos más vulnerables.

Es en el caso del cáncer de mama por ejemplo, donde los pechos, al menos en occidente son un potencial de atracción sexual, una condición estética, etc.

Es también el caso del cáncer de próstata, donde es muy probable que la erección se vea disminuida y haga sentir al hombre “menos hombre”, pues tenemos la idea de que sexo es igual a penetración, igual a coito.

Y no solamente cuando la enfermedad oncológica afecta al “género” de las personas, sino pensemos en los hábitos cotidianos, por ejemplo en un cáncer colorrectal, donde el/la paciente tiene que, temporal o incluso permanentemente hacer defecar en una bolsa externa.

Es en este momento cuando comienza un gran proceso individual de aprendizaje para adaptarse a las nuevas circunstancias y poder darles sentido en la vida cotidiana de la persona (relaciones personales, sociales, laborales , etc.). La enfermedad supone a priori “pérdidas”: pérdidas de salud, funcionalidad, así como presencia existencial de la posible proximidad de la muerte.

Objetivos de la psicooncología

  • Llevar a cabo una atención integral que tenga en cuenta aspectos: físicos, emocionales, sociales y espirituales, que forzosamente llevarán a una atención tanto a nivel individual como familiar y social
  • El enfermo y la familia son la unidad a tratar: El soporte emocional y la comunicación con el enfermo, la familia y el equipo terapéutico deberá ser a través de una relación franca y honesta.
  • Promover la autonomía y de la dignidad del enfermo con el sentido de conservar y restaurar todas las capacidades, tanto prácticas como afectivas y relacionales de los enfermos.
  • Concepción terapéutica activa: incorporando una actitud rehabilitadora con miras a la recuperación total del enfermo.
  • Importancia del ambiente, atmósfera de respeto, confort, soporte y comunicación influyen de manera decisiva en el control de síntomas.

La realidad es que no hay un “manual de actitudes o de aptitudes” (por ejemplo), en que las personas después de ser diagnosticadas de cáncer ha de llevar a cabo, ya que dependerá del estilo de personalidad, de las creencias, del estilo o calidad de vida del individuo, de la tipología de cáncer, de la edad, etc. Pero sí es positivo desde el punto de vista de la psicooncología, y que constituye una disciplina entre la medicina y la psicología y que se ocupa principalmente de las relaciones entre el comportamiento, los estados de salud y enfermedad, así como de la prevención, el tratamiento y el fomento de los hábitos saludables para la población en general, que la persona sepa la realidad y la magnitud de su enfermedad, para poder sobre todo “ayudarse a sí mismo” en este delicado periodo, sin que los profesionales sanitarios o el entorno más inmediato del paciente les de falsas esperanzas y, realizando por ejemplo actividades que le resulten placenteras, tener más conciencia de sus hábitos (alimentación, ejercicio físico moderado, etc.).

Hay muchos remedios. Comprar medicamentos en línea desde un sitio web preferido es seguro. Millones de personas compran en línea recta tales drogas como Kamagra. En estos últimos días se publicaron diversos artículos sobre Comprar Kamagra Oral Jelly. Tal vez ustedes son lea acerca de Kamagra Oral Jelly. Asuntos, como Comprar Kamagra, están vinculados a diferentes tipos de problemas de saludos cordiales. Mientras que el remedio se acredita con dolor de cabeza de nervio, también puede causar problemas en la cama. Recuerde, tome Kamagra solamente según lo prescrito por su profesional del cuidado médico forense. La primeramente cuestión que comprobar que cuando usted pide las drogas como Kamagra en línea, usted consigue la droga verdadera. Algunas de las farmacias en línea ofrecen falsificaciones muy arriesgadas.

NO HAY COMENTARIOS

Deja un comentario